‘Book It, Vince!’ Vol. I: el retorno de Bray Wyatt

‘Book It, Vince!’ Vol. I: el retorno de Bray Wyatt

08/06/2019 0 Por Jose Garabal

En este artículo hablaremos de cómo podría WWE realizar un buen bookeo para el nuevo gimmick de Bray Wyatt. Book it, Vince!

Este mes estrenamos sección en Turn Heel Wrestling. En ‘Book It, Vince!’ hablaremos de cómo pensamos que podría enfocar WWE algunas de sus historias actuales, de cómo pudo haber contado historias del pasado, o de cómo se podrían llevar a cabo nuevas historias que todos estamos esperando que se den en un futuro. Todo esto lo haremos tomándonos ciertas libertades (al fin y al cabo esto es pura fantasía) pero siempre dentro de los márgenes de la realidad, y dando por hecho que la WWE pretende contarnos una historia perfecta de principio a fin que enganche al WWE Universe al televisor y los lleve a llenar pabellones.

En esta primera edición, hemos decidido hablar de una de las historias que más interés suscitan en el momento en que escribimos estas líneas. Bray Wyatt ha vuelto a la programación de WWE, tras una larga lesión y un personaje que los fans habían comenzado a aburrir, dada su aparente imposibilidad de ser serio y dominante. Ahora, con un personaje muy fresco que muestra una continuidad y una evolución a partir del anterior, Bray Wyatt ha vuelto con más fuerza que nunca. Cómo podría WWE hacer de este nuevo Wyatt un fenómeno imparable? Book it, Vince!

0% comedia

Algunos de los últimos segmentos de Firefly Fun House han sido magníficos pese a tener ciertos aires de comedia. Pero si Wyatt se empieza a convertir en un personaje que simplemente haga reír a los fans un rato, todo se irá a pique en un par de semanas.

Según el enfoque que se le dio a los primeros segmentos, el personaje de Wyatt es un ser muy inestable que aparenta estar rehabilitado y en armonía con el mundo, pero que realmente nunca se ha podido despegar de la oscuridad y la mística de su pasado, y se ha vuelto rencoroso y traumatizado debido a sus malas experiencias pasadas (las traiciones, Orton quemando el Wyatt Compound, la desaparición de Sister Abigail, su mala racha y poca credibilidad…).

Por eso, el nuevo Bray Wyatt debería ser un personaje normal e incluso agradable, que en cualquier momento cambie de actitud y se vuelva completamente loco y despiadado. No hace falta agregar elementos hardcore sino simplemente un buen trabajo actoral, y Bray puede hacerlo a la perfección. En conclusión, Bray Wyatt no debe causar risas, sino crear miedo e inseguridad.

Un nuevo personaje con su propia marca personal

A pesar de que el nuevo Bray Wyatt está muy ligado al anterior, WWE debería hacer evidente que Bray ha cambiado. Parece ser que su atuendo será distinto, por lo que hemos podido ver en Firefly Fun House. Pero eso no es suficiente.

En primer lugar, seguir utilizando su anterior canción de entrada al ring sería un error. Probablemente sea uno de los mejores temas que ha habido, pero va muy asociado a esa antigua versión de Bray Wyatt que ya no existe. WWE necesita encargar a CFO$ un nuevo tema para Bray, y que esté muy bien trabajado. Sabemos que muchos de los luchadores actuales tienen temas de entrada completamente genéricos que serán olvidados en unos años. Pero también sabemos que CFO$ han sido capaces de componer temas como los de Bobby Roode, Shinsuke Nakamura, Finn Bálor y Asuka. Imaginaos una intro que empiece con un “All you have to do… is let me in” pronunciado por Wyatt, seguido de una canción única y bien hecha. Sumaría mucho en positivo al aura que desprende Wyatt ahora mismo.

Por otra parte, el set de movimientos de Bray Wyatt es bastante único y tendría sentido que siga siendo el mismo, en parte para darle cierta continuidad a su personaje respecto al anterior. El nombre de su remate debería seguir siendo Sister Abigail, para dejar trazas de su anterior persona y recordar de dónde viene el nuevo Wyatt.

Primer paso: retorno y primera rivalidad

En el RAW después de Super Show-Down, aparece Randy Orton como Wild Card, hablando de su combate con Triple H (independientemente del resultado) y felicitando a su rival por haber dado una buena lucha. De repente, se apagan las luces. En pantalla aparece de manera fugaz un grafismo con la máscara que llevó Wyatt en uno de sus Firefly Funhouse, y se vuelven a encender las luces. Randy Orton ha desaparecido del ring. Más tarde, se encuentra a Orton en backstage, atado con los brazos en cruz a un andamio o algo similar, e inconsciente.

En las siguientes semanas, Bray sigue limitándose a aparecer en Firefly Funhouse como si nada hubiera sucedido, pero de vez en cuando deja entrever sutilmente que fue él quien atacó a Randy Orton. Orton mientras tanto está de baja por el ataque recibido. En Stomping Grounds, se anuncia que Randy Orton estará en RAW el lunes siguiente para hablar de lo sucedido.

Orton aparece en RAW, hace una pequeña promo indignado por lo sucedido. Se vuelven a apagar y encender las luces, y Bray Wyatt ataca despiadadamente a Orton en el ring, lo esposa a las cuerdas y lo ataca con un palo de kendo. Tras esto, Wyatt revela que fue él quien atacó a Orton, que lo hizo porque quiere vengarse de la traición de Randy hace dos años, y que esta vez él será el Legend Killer. A la semana siguiente, se anuncia un combate de reglas extremas para Extreme Rules entre ambos luchadores. Hasta el día del evento, Bray Wyatt aprovecha el Firefly Funhouse para hablar de su trauma con lo sucedido hace dos años con Randy Orton, que lo hará sufrir en Extreme Rules, etc. Por otra parte, Randy asegura que le volverá a vencer. En Extreme Rules, tras un combate algo lento pero muy intenso, Wyatt sale del evento como claro vencedor. Orton vuelve a SmackDown y Wyatt se queda en RAW como un hombre fuerte y peligroso que ha conseguido su venganza.

Segundo paso: a por el título Universal

Desde Extreme Rules hasta Summerslam, no se sabe nada de Bray Wyatt. En Summerslam, tras un main event increíble entre Seth Rollins y AJ Styles (esta vez con un Styles heel reunido con The Club) en el que Rollins retiene el campeonato, se apagan las luces estando Rollins en la rampa del escenario. Aparece en pantalla el logo con la máscara de Wyatt, y se encienden las luces de nuevo. Aparece Bray Wyatt en la rampa del escenario justo detrás de Rollins, este se da la vuelta y recibe un Sister Abigail. Wyatt recoge el título Universal del suelo y se queda arrodillado mirándolo fijamente.

En las próximas semanas, Rollins se dedica a decir que no tiene miedo a este nuevo Bray Wyatt, que pudo con Orton pero él es más fuerte psicológicamente, y que sabe que en el fondo Wyatt sigue siendo débil. Wyatt de nuevo aprovecha Firefly Funhouse para dar sus promos, diciendo que él estuvo en el infierno de verdad y, al contrario que Rollins, no caerá bajo la carga psicológica de luchar dentro de una celda . En Hell In A Cell, se enfrentan por el título dentro de la celda, y tras un combate brutal, Bray Wyatt se convierte en nuevo campeón Universal.

Tras esto, en Clash Of Champions se enfrentaría a Braun Strowman, quien sería aspirante número uno tras una racha de victorias sobre gente como McIntyre, Lashley o Samoa Joe. Finalmente, Bray Wyatt consigue derrotar al ‘Monster Among Men’. En este caso, podrían aprovechar el pasado que hay entre ambos luchadores como parte de la historia y de los juegos mentales de Bray.

Tercer paso: domando a la bestia y dominando en el roster

Se acerca Survivor Series, y se plantea un combate entre los campeones mundiales de ambas marcas. En el lado de RAW está Bray Wyatt, quien está más fuerte que nunca, y en racha desde su retorno. SmackDown! Live tiene a Brock Lesnar, que ha canjeado el maletín ante Kofi Kingston en el primer programa retransmitido en FOX y ahora es campeón de WWE. En este caso habría promos por ambos lados, cada uno en su marca, pero no haría ningún segmento de pelea ni cara a cara entre los dos. En su combate individual en Survivor Series, Bray Wyatt consigue vencer limpiamente a Brock Lesnar al tercer Sister Abigail, en un combate con referencias al Lesnar vs Undertaker de WrestleMania XXX. Termina el combate, y ni Paul Heyman ni los comentaristas se lo pueden creer. Ni siquiera Seth Rollins venció a Lesnar de manera totalmente limpia como ha hecho Wyatt.

Tras esta victoria y el estatus que adquiere Bray Wyatt, se intenta buscar a un candidato legítimo al título. De cara a TLC no sale ningún claro aspirante, y se organiza un combate TLC entre Seth Rollins, Braun Strowman, AJ Styles y Samoa Joe para el evento. Quien consiga descolgar el contrato luchará contra Bray Wyatt en Royal Rumble. Bray Wyatt mientras tanto se dedica a hacer promos en las que su lado amigable celebra su reinado felizmente, y su lado macabro sigue diciendo que esta vez es imparable y que espera impaciente a su próxima víctima. El combate de TLC se lo lleva AJ Styles sin la ayuda de The Club, que habían sido noqueados por el resto de participantes en un momento dado del combate.

En Royal Rumble se da un buen combate. AJ Styles y The Club intentan actuar de manera oportunista siempre que pueden, pero finalmente Bray Wyatt se lleva la victoria de un modo convincente. Por otra parte, el Royal Rumble se lo lleva una superestrella de SmackDown! Live.

Cuarto paso: Road To WrestleMania

Tras el Royal Rumble, Bray Wyatt debe defender el campeonato Universal en Elimination Chamber ante Seth Rollins, AJ Styles, Samoa Joe, Drew McIntyre y Braun Strowman (gente como Cesaro, Ricochet, The Miz, Sami Zayn o Baron Corbin están en el midcard luchando por el título de los Estados Unidos). En un combate muy dinámico, empiezan Strowman y Rollins, y posteriormente salen Bray Wyatt y Drew McIntyre. El primer eliminado es Braun Strowman tras una ronda de remates. Este se cabrea y derriba al resto. Sale AJ Styles de su cámara y elimina a Drew McIntyre. Quedan Rollins (quien será el ironman del combate), Styles, Wyatt y Joe, quien sale último de su cámara. Styles es eliminado por Joe. Finalmente, un Rollins destrozado consigue eliminar a Samoa Joe, y tras unos minutos muy intensos de lucha entre Rollins y Wyatt, con muchos finales falsos, este último se lleva la victoria.

La noche siguiente en RAW, Bray Wyatt hace una promo diciendo que es una leyenda viva del wrestling, que es imparable e invencible, y que ha derrotado a todo aquel que le ha retado. En ese momento, suena la música… es John Cena. Cena hace una gran promo recordando como “enterró” a Wyatt en WrestleMania XXX y recordándole que sigue siendo igual de débil. Dice que podría ganarle de nuevo, y que de hecho sigue en busca de su título mundial número 17 para batir el récord de Ric Flair. Sale Rollins a escena, y le recrimina a John Cena que aparezca sin más después de más de un año de ausencia, y se intente asignar un combate por el título. Dice que si alguien merece una oportunidad más contra Wyatt es él, que estuvo a muy poco de vencer en Elimination Chamber. Así pues, se decide un combate en Fastlane entre John Cena y Seth Rollins, cuyo ganador se enfrentará a Bray Wyatt en WrestleMania. En Fastlane, John Cena sale vencedor. Mientras Cena mira a cámara diciendo que va a superar el récord de Flair, se apagan las luces, sale el logo de Wyatt por pantalla, y cuando se vuelven a encender las luces Bray Wyatt está en la rampa. Cena mira a Bray y señala al logo de WrestleMania, mientras Bray ríe como un maníaco.

Las últimas semanas antes de WrestleMania, tanto Cena como Wyatt hacen promos por separado. El último RAW antes de WrestleMania, Cena dice que demostrará que sigue siendo mejor que Bray Wyatt, pero que tiene algo más importante que demostrar. Dice que queda poco para su retiro, y que quiere demostrar que es el mejor luchador de la historia, por encima de The Rock, de Hogan, de Undertaker… y por encima de Ric Flair. Bray aprovecha y lo reta a poner su carrera en juego, ya que aparte de tener su revancha quiere terminar con la carrera de Cena de una vez por todas, y este acepta.

Así pues, en WrestleMania 36, John Cena se enfrenta a Bray Wyatt en un combate ‘carrera vs título’. Finalmente, Bray Wyatt retiene el título y retira oficialmente a John Cena.

Quinto paso: el día después

Tras una victoria tan importante en WrestleMania, Bray Wyatt no debería perder el título, al menos no de manera limpia. Así pues, habría dos opciones principales:

  1. Bray Wyatt pasa a SmackDown! Live como parte del Superstar Shakeup y deja vacante el título. A partir de ahí, sería un main eventer muy fuerte, que iría a por el título de Lesnar (de manera justificada, pues ya le ganó una vez limpiamente) y podría tener rivalidades importantes y frescas debido a su nuevo gimmick, con gente como Roman Reigns, Finn Bálor, Aleister Black, Daniel Bryan, Kevin Owens, Matt y Jeff Hardy…
  2. Bray Wyatt se queda en RAW como campeón, y mantiene nuevas rivalidades con gente como Samoa Joe, Drew McIntyre… Hasta perder el título frente a un rival con una muy buena racha, o vía canjeo de Money In The Bank.

 

Esperamos que os haya gustado este artículo. Si tenéis alguna sugerencia para futuras ediciones de este formato, podéis dejarla en los comentarios de este post, o en nuestras redes sociales (Twitter, Instagram, Facebook).