DestacadoG1 ClimaxNJPWPro WrestlingPuroresu

¿Quién puede ganar el G1 Climax 29?

A falta de dos días y después de un espectáculo de números y opciones, solo siete luchadores pueden ganar su grupo y pasar a la final del G1 Climax 29.

Durante el día 15 de este G1 Climax 29, Kevin Kelly protagonizó un momento legendario, confundiéndose varias veces sobre quien podía ganar el grupo A, algo relativamente sencillo. Al mismo tiempo, en una decisión sorprendente hay cinco luchadores en el Grupo B que pueden llegar a la final, uno de ellos necesitando milagros. Esto ha desembocado en una locura de posibilidades, las cuales se comentarán en este artículo. Tmbién podeís encontrar esta información en este audio resumido.

GRUPO A

Aquí ni siquiera Scott Steiner podría complicarse. Kazuchika Okada contra Kota Ibushi. Si gana Okada pasa, si gana Ibushi pasa. En caso de empate quién pasaría es Okada. Nadie más tiene una opción de pasar, no hay ningún marcador que desemboque en otro desempate. Esto es lo que se denomina como un grupo lógico y coherente.

GRUPO B

Welcome to the Jungle. Hay un cuádruple empate a 10 puntos (lo cual de por si ya es loco) y dos luchadores con 8 puntos. De estos que se encuentran con 8 puntos, Ishii está eliminado pero Toru Yano tiene una opción gracias al que sería el desenlace más loco de la historia del torneo nipón. No obstante, para todos los desempates mencionados aquí, es necesaria la presencia de Tomohiro Ishii. Magia en estado puro.

Antes de ponernos con que necesita cada luchador hay que revisar la cartelera: Jon Moxley vs Juice Robinson (solo Moxley tiene opciones), Taichi vs Tomohiro Ishii (Nada), Jeff Cobb vs Toru Yano (Yano necesita un milagro), Hirooki Goto vs Shingo Takagi (Goto puede pasar) y Jay White vs Tetsuya Naito (podrán clasificarse según lo que haya pasado anteriormente)

Tetsuya Naito: Cuentas más o menos sencillas. Ganar y que Moxley no lo haga. Hasta aquí todo bien. Pero en el hipotético caso de que gane Moxley, necesitará que gane también Goto, lo cual nos llevaría a una triple amenaza la noche de la final. En caso de empate (por límite de tiempo), Naito podría tener que desempatar con White siempre y cuando Moxley y Goto pierdan.

Hirooki Goto: Ganar y que Naito no lo haga. Si gana Naito, que Moxley también lo haga para la triple amenaza. Pero lo más gracioso es lo que pasaría con una derrota, siendo el único que puede clasificarse en este caso. Para ello sería: Pierde Goto, lo hace también Moxley y White vs Naito acaba en empate (Doble Dq o cuenta fuera del ring) y Yano no gana. Pero es que en el caso de que Toru logré ganar, si lshii lo hace también, pasa directamente. Si no ganase Ishii, Yano y Goto tendrían que pelear en otro combate.

Jay White: Ganar y que Goto no lo haga. Si ganase Moxley sería una triple amenaza una vez más mientras que en caso de empate necesitaría exactamente lo mismo que Naito.

Jon Moxley: Si gana y White no lo hace, es el ganador. En el caso de una victoria del miembro del BC, también tendría que ganar Goto para devolvernos al punto de una triple amenaza en la noche final.

Toru Yano: El bromista más grande del mundo del wrestling no está matemáticamente eliminado por mucho que así lo crea todo el mundo. Solo tiene una probabilidad de todas, en lo que sería prácticamente el futuro visto por Doctor Strange en los Vengadores. Necesita: Arranca la noche y Moxley pierde, Taichi sorprende a Ishii y le derrota, Yano puede con Cobb, Shingo derrota a Goto y White y Naito empatan por doble DQ o doble Count-Out. En este caso el día de la final tendremos un íncreible Goto vs Yano para pasar al ME de la noche.

Lo lógico en el bookeo NJPW es que finalmente todo se decida en el ME, lo cual implica que Goto y Moxley pierdan. Pero en mitad de uno de los G1 más extraños de la historia, es posible que todo pase. El campeón, Kazuchika Okada, puede ganar el torneo por primera vez en la historia, Yano no está eliminado y White podría ganar un torneo que arrancó 0-3. Es el G1 Climax 29, y son las tres noches más intensas y mágicas del año en el mundo del wrestling.

Por lo tanto y en honor a lo que sería el momento más sorprendente de la historia del wrestling… Ojala Toru Yano en una final del G1.

Comment here